LABORATORIO SHOCK | TERCER DIA

20 de  Noviembre

Movimiento – Espacio – Escritura

Pensar juntos, Cuestionar juntos, Procesar el futuro juntos.

De 18 a 20 de noviembre, Espacio Infante 1415, Santiago

Infante 1415¸ Centro de Creación y Comunidad de la Municipalidad de Providencia.

REINO SHOCK TRES

Un laboratorio llamado shock: pensar juntos y procesar el futuro juntos.

Al lado de un castillito, comenzó la tercera jornada de Laboratorio Shock con dos prácticas matutinas: un ejercicio de escucha sonora y otro de activación corporal. Luego siguieron  muestras/acciones de las reflexiones creadas en el ejercicio Nube, comenzado el día anterior: en grupos se trabajó en organizar una nube de sentido a partir de conceptos emergidos transcurso el juego de la pregunta. En relación a un papelógrafo y materiales (lápices, tijeras etc.), sucedió una experiencia en acto que interpretó valores y miradas de los espacios conceptuales de las propuestas emergentes. El foco estuvo en atender a los síntomas, y no al diagnóstico; se buscó atender al cuerpo y la acción, y comprender los conceptos respecto su fenomenología práctica.

Cada Nube fue presentada: apareció la sensibilidad de la temporalidad del presente. Del pensamiento devenir en acto, enacción. Una Nube pasó lista llamando a todos los participantes que se integraron bajo el pliego de papel, y lo agitaron, hasta desintegrarlo, y sido seudo masticado; otra Nube fue una ocupación temporal del espacio como “la nube”, en el imaginario del aire y el agua y su condensación, emitiendo palabras y a través de “el toque” a otras personas, vincular idea y cuerpo: hubo silencio y espera de presente. Otra Nube fue un tiempo de estar con una pizarra, en que aparecían como texturas, las palabras-grafías, usando ángulos del soporte, y colores de materiales para expresar las valencias sensibles de los conceptos. Última Nube fue visionar un video del registro del momento de trabajo en el papelógrafo, y luego, acción de pasar un portal teniendo que rajar el mismo pliego, comenzando un momento en el patio del lugar usando materiales piedra, neumáticos y con la sonoridad de platillos de batería; una especie de happening, como un juego primitivo de estar ahí, fisurando el espacio con las ganas y deseos de tomar objetos y contemplar, y relacionarse entre los cuerpos.

Luego de esto la atmósfera cambió. La pregunta  ¿qué resuena? abrió un lugar decantado de reflexión sensible a través de la experiencia: miradas y espacios para linkear los síntomas, relacionar fenómenos; hablar de una desevolución; la falta de “el toque”; desmantelar paradigmas: tránsito y trance. Atisbos de transformar el mundo en la disponibilidad al presente (esa “selva espesa de lo real”) ¿omisiones? ¿es  o no es una burbuja? Surge la bohemia como espacio del desastre virtuoso, liberar el centro… residir para hacer un tejido de energía-red.

El shock final: “The long table” o el juego de la mesa.

Una larga mesa en la cual, quien toma asiento, entra al diálogo. Se debate, inflexiona, crea el futuro de plataforma Movimiento Sur, en un dispositivo de movimiento regulado por el mismo diálogo, escucha y habla, que presenta lugar de pensar el presente próximo de esta instancia que, desde la danza, atraviesa diversas prácticas y miradas (en sus otras versiones: arquitectura, territorio, ciencia…). Entre una diversidad de alientos e intentos, aparece aquí la importancia de dar cultivo a una comunidad Movimiento Sur, un espacio transdisciplinar de encuentro, y exploración-producción de tiempos creativos, regiones y continuidades de pensamiento-conocimiento.

Interface

14 + 1 =